EL CULTIVO DE CACAO

Producción y procesamiento del amargo precursor del chocolate.

El árbol de cacao es originario de América específicamente de la Alta Amazonia ubicada entre Venezuela, Colombia y Ecuador. Se cree que se comenzó a utilizar hace unos 5000 años; de modo que era bien conocido entre los pueblos originarios antes de la llegada de los colonizadores europeos.

La teoría indica que esta especie silvestre fue transportada en tiempos prehispánicos por los antiguos pobladores de la Alta Amazonía; hacia Mesoamérica donde aparentemente es domesticada y utilizada en diferentes rituales politeístas.

La influencia social del cacao entre los aztecas y su cultura llegó un punto tal. Que la semilla de cacao llegó a ser utilizada durante mucho tiempo como moneda en las transacciones comerciales. También hay que señalar que junto con el café y la caña de azúcar; su mercado y exportación fue el principal factor comercial durante el desarrollo colonial que influyo en la organización social. De muchos países latinoamericanos, como Colombia, Venezuela y hoy en Perú.

El cacao, tiene un nombre compuesto, donde la expresión “cacao” (originalmente pronunciada kakawa). Es de origen milenario y significa “jugo amargo” o “Agua ácida” en su lengua original que se remonta a los lenguajes de la familia mixe-zoque. Que hablaban los olmecas antiguos, quienes fueron los primeros pobladores en mesoamérica en cultivar la planta.

Mientras que el nombre en griego (Theobroma) significa literalmente “Alimento de los dioses”. Y fue proporcionado como género por quien le otorgó clasificación taxonómica a la planta.

El cacao junto con sus derivados es el ingrediente principal del chocolate en sus diversas presentaciones. Un delicioso producto que desde hace mucho fascina a sus consumidores; al punto de llegar a inspirar a grandes poetas y a ser referencia cultural en reiteradas ocasiones a lo largo de la historia.

Más allá de la gran diversidad de derivados, chocolates y bebidas que se pueden producir con el cacao; hay que recalcar que la manteca de cacao también es frecuentemente utilizada en la elaboración de cosméticos y productos farmacéuticos. Y su consumo tiene grandes beneficios para la salud.